Nuestra Declaración de Fe

 

1. Creemos en Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo.

 

2. Creemos que el pecado nos ha separado de Dios y de su propósito para nuestras vidas.

 

3. Creemos que Jesús es el Hijo de Dios quien murió y derramo su sangre por nuestros pecados y resucito para salvar al mundo. Creemos que el Señor Jesucristo como Dios y como hombre es el único que nos puede reconciliar con Dios. Creemos que Jesús resucito y que algún día regresara.

 

4. Creemos que el Señor Jesucristo como Dios y como hombre es el único que nos puede reconciliarnos con Dios.

 

5. Creemos que Jesús resucito y que algún día regresará.

 

6. Creemos que para poder obtener perdón y un ‘nacer de nuevo’ debemos arrepentirnos de nuestros pecados, creer en el Señor Jesucristo y entregar nuestras vidas conforme a su voluntad.

 

7. Creemos que para poder vivir la vida santa, debemos ser bautismo en agua y ser llenos con el poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo nos permite usar los dones espirituales, incluyendo el don de lenguas. El bautismo lo hacemos porque es representación de la muerte y resurrección de Jesucristo y lo hacemos en obediencia y en testimonio de nuestra fe.

 

8. Creemos en la comunión del “partimiento del pan” de la Santa Cena ya que lo hacemos en memoria de lo que Jesús hizo por nosotros en la cruz.

 

9. Creemos en la Palabra de Dios y de que toda es inspirada por Dios.

 

10. Creemos que Dios quiere sanarnos y transformarnos para que podamos vivir vidas saludables y bendecidas para poder ayudar a todos de una manera más efectiva.

 

11. Creemos que cada creyente debe crecer en su relación con Jesús al obedecer la Palabra de Dios, sujetándonos al Espiritu Santo para ser conforme al imagen de Cristo. Creemos que nuestro destino eterno, Cielo o infierno, es determinado por nuestra respuesta al Señor Jesucristo.

 

12. Creemos que nuestro destino eterno, Cielo o infierno, es determinado por nuestra respuesta al Señor Jesucristo.